22 de marzo de 2014

Deformación profesional

De niños, solían preguntarnos qué queríamos ser de mayores. Unos querían ser bomberos, otros futbolistas y el especial de la clase domador de leones. Yo recuerdo haber pasado por varias fases destacadas.

La primera fue atracador de bancos, al estilo de Bonnie y Clyde. Me gustaba y me gusta el estilo de los locos años 20. El corte de los trajes, los sombreros, la clandestinidad, esos señoriales Ford o Buick, huir de la policía a tiro limpio con medio cuerpo descolgado por la ventanilla Thompson en mano. Podría haber sido un gran fugitivo… no habría llegado a viejo pero hubiera sido intenso.

Después sufrí la fase rockera influenciado por: Ac/Dc, Led Zeppelin, The Who, Red Hot Chili Peppers, The Doors, Black Sabbath,…  y algún otro que ahora no recuerdo. Mi nombre de guerra hubiera sido Shiryu. Como el caballero del zodiaco. Habría destacado por solos de guitarra de veinte minutos y por acabar destrozando la guitarra en cada concierto, quemando la habitación de cada hotel y liándola en todos los bares a los que fuera. No hace falta decir que el alcohol y el desfase hubieran sido mis compañeros de viaje.

De la fase rockera autodestructiva evolucioné y quise ser arquitecto. Un cambio tan drástico lo achaco a haberme sentado demasiado cerca del televisor durante años. O al haber comido algún que otro yogur en mal estado. Me fascinaba garabatear edificios y puentes que desafiasen a las leyes de la física. Carentes de aristas definidas, luminosos, excéntricos, con formas imposibles. Edificios que mirasen por encima del hombro al Taj Mahal o al Palacio de Versalles. Sospecho que ninguno de ellos hubiera sido capaz de mantenerse en pie… pero a quien le importa. En mis sueños se erguían orgullosos.

Después me sedujo la vida bohemia del escritor. Vivir en una casa rústica en medio de la montaña. Beber directamente de una petaca de acero pulido, abrigado por un grueso jersey gris de cuello alto, viviendo desesperado por encontrar la inspiración que permitiera culminar mi gran obra. Aunque lo combinaría con la investigación de extraños sucesos paranormales que desentrañaría, no sin antes, haber dado un par de caladas a mi pipa de investigador / escritor.

Y todo esto, para acabar estudiando una Ingeniería y trabajar en una empresa instaladora de sistemas de seguridad.

Pero a lo que voy. La vida debe ser una sucesión de sueños que nos entusiasmen y alimenten nuestro espíritu, que nos hagan ilusionarnos y crecer. Por eso, yo ahora quiero ser buscador de oro en Alaska. ¿Quién me acompaña?

76 comentarios:

  1. ¿Quién de pequeño creia que podua ser cualquier cosa? Yo cuando era pequeña queria ser veterinaria,luego al descubrir mi pasión por el dibujo animadora y ahora que el año que viene ire a la universidad decidi estudiar historia porque mirando al pasado siempre me llamo la atención
    Al igual que tu tambien elegia mis futuras profesiones debido a las fases.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Yo te acompaño!!! Jajaja me ha encantado esta reflexión tuya y tus sueños de niñez :) La verdad es que de pequeños nos creemos invencibles y creemos que todo es posible, ¿y por qué no? Jaja cuando crecemos nos volvemos más "racionales" y olvidamos nuestras ilusiones de niñez, ¡¡craso error!! La gracia es que, bueno, yo en cierta medida aún sigo siendo una niña, porque aún no he cumplido los 18... pero desde que tenía 8 añitos que quería ser actriz y a mis 17 aún lo mantengo, ¡bien por mí! ;))
    Un abrazo y pásate si quieres por última entrada de despedida temporal del mundo blogger donde pido un pequeñito favor :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nos abandonas??? :((( pero se que volveras

      Eliminar
  3. Y cuando crecemos podemos darnos con un canto si conseguimos ser....
    Muy divertida tu entrada Miguelo

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, me refiero a ser, simplemente ser nosotros mismos no a parecer lo que aparentamos ser.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Después de mucho sin pasarme por este mundo, vuelvo y encuentro una entrada así que me saca una sonrisa al descubrir los sueños de mi niñez.. (¡qué suerte la mía que acabé estudiando algo que quería de pequeña!)
    Al final, parecido o no, lo importante es ir de sueño en sueño, manteniendo siempre viva esa ilusión..

    Por cierto, me apunto a eso de buscar oro en Alaska.. quién sabe que encontraremos! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero cuanto tiempo!! pense que ya no volverias.
      encontraremos aventuras. y ya si eso algo de oro. jjj

      Eliminar
  5. ¡Con el frío que hace!
    Yo, a estas alturas de mi ya larga vida, me gustaría evocar la canción de Sabina "El pirata cojo" y ser cada quince días una cosa distinta. Atrás quedaron mis vocaciones de bombero, cocinero, veterinario... para acabar siendo maestro y licenciado en filología hispánica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nada de frio!!!! un buen buscador de oro no le tiene miedo al clima. jjj

      Eliminar
  6. De infante quería ser conductor de tranvía. Más tarde, conductor de tren. Finalmente, piloto de avión.
    La realidad es que tuve que conformarme con la conducción de diversos coches. Éso sí, variados y muy buenos, aunque todavía me gustaría conducir un Rolls o un Bentley.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. :) cuando monte mi agencia secreta te avisare

      Eliminar
  8. Muy buena entrada :) Yo también quise ser muchas cosas y alguno sueños he cumplido pero lo mejor es que a estas alturas del camino, todavía me quedan otras muchas para soñar pero... soy friolera, así que paso de ir a Alaska a buscar oro :D
    Sonrisas.

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja, qué risa... atracador de bancos?? Qué peligro tienes!!!. Yo, si te vas a otro sitio a buscar el oro, me apunto, pero Alaska no, que hace mucho frío y eso no me va. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. antes era una profesion de futuro. ahora como no tienen ni un euro es ruina jjj

      Eliminar
  10. El problema es que desde niña dije que queria ser mandarina... Y nunca me
    Compraron la falda y las zapatillas para bailar tarde entendieron lonque yo queria ser ;). Ahora soy paracaidista

    ResponderEliminar
  11. Trabaja y escribe, yo creo que esto último se te da fenomenal.
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  13. Me gusta Alaska
    Podría ser
    Me hubiese gustado ser una escritora de incognito...que vive viajando...instruyéndose para su otra novela
    Pero también me gustó mucho ser madre y ahora abuela...eso es...para mi...lo mas
    Una amante secreta...muy oculta que vive una vida paralela
    Una gaviota

    ResponderEliminar


  14. Existe un lugar donde todo es posible...
    Donde todo es verdadero, donde se siente paz,
    donde las flores tienen un aroma especial,
    y los abrazos van acompañados de una esencia diferente.

    Y en este lugar…
    ¡¡El corazón!!

    Es donde yo acojo al amigo que tiene la amabilidad,
    de pasar a visitarme y dejarme
    unas palabras salpicadas de cariño cada semana.

    Besos y abrazos multicolores en este domingo,
    para ese especial amigo hoy mañana y siempre!!

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  15. Miguelo, me ha gustado mucho tu relato.Lo importante es soñar; no importa si los sueños se cumplen; en cada etapa de la vida soñamos cosas diferentes y forman parte de la felicidad. Lo peor es llegar a pensar que los sueños no sirven para nada y que "hay que tocar de pies en el suelo".
    Oye, pero soñar con encontrar oro...Bueno, lo emocionante es el buscarlo aunque parezca que la mina está agotada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es. lo bueno es buscarlo. la emocion del momento.

      Eliminar
  16. Que chulada de sueños los tuyos, aunque de todas tus fases, las que más me han gustado son las de arquitecto de construcciones imposibles pero orgullosas y sostenidas por la ilusión y la de escritor-investigador de casos paranormales...ufff ahí has hecho un bordado!
    :)
    Tampoco está mal el haber llegado a ingeniero,porque lo importante es que sigues en fase REM...
    Yo voy ya con los trastos a la espalda en busca de ese oro.
    :)
    Holaaaa, que no había dicho nada!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja no lo pretendia. me surgio solo.
      abrigate que en alaska refresca

      Eliminar
  17. Yo he cambiado tantas veces de vocación que he perdido la cuenta. De hecho, creo que todavía no la he encontrado... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buscala donde menos lo esperes. como el cajon de los calcetines

      Eliminar
  18. ¡jeje! ¡ahora entiendo por qué tu comentario en mi blog fue que te había gustado ese divagar mío con mis ocurrencias!
    pues si, imagino que desde la infancia y a medida que los años transcurren vamos cambiando, sobre todo cuando podemos aún variar en la elección de nuestro camino (oficio, profesión) yo comencé la carrera de ciencias sociales y de pronto, hice las valijas me fui a vivir en en un balneario cercano a la costa y atiendo un comercio mientras sueño con ser sirena... cada loco con sus ambiciones o sueños.
    ¡un gusto leerte! ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las sirenas y su canto son peligrosas :) tendre q andarme con cuidado jjj

      Eliminar
  19. A mi me gustan tantas cosas, y tan dispares, que creo que podría haber sido cualquier cosa. Desde médico a fotógrafa, cocinera... o actriz.
    De carrera elegí el periodismo, y digamos, que tengo ese título profesional, pero yo sigo ejerciendo en el día a día, un poquito de mis otras otras vocaciones.

    Encantada de conocerte y conocer tu blog. ¡Me quedo por aquí!

    ResponderEliminar
  20. Los sueños son la máquina que nos impulsa a seguir viviendo. En Alaska hace mucho frío!.¿por qué no vas a Australia, es el 2° productor mundial de oro? además conocerías a los canguros.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no sabia ese dato! pues me lo replanteo. oro y canguros :) canguros buscadores de oro

      Eliminar
  21. Amas la vida por encima de todo, pero claro, las circunstancias que nos rodean no son las idoneas, y tu valvula de escape, son los sueños que están para perseguirlos y conseguirlos. Me apunto! Queda sitio?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro que si. tengo un pico y una pala nuevecitos para ti

      Eliminar
  22. Me ha encantado tu post... Me ha traído a la mente recuerdos de la infancia y es que es cierto todo lo que has contado... Yo también quise ser muchas cosas y cual de ellas más extraña... La mente de los niños es toda una caja de sorpresas y tu lo has plasmado de maravilla... Puede que ninguno seamos lo que dijimos pero fuimos muy felices en esa etapa y seguro que ahora también, mi trabajo me gusta aunque yo siempre quise ser una Yedi y tener mi espada laser... jajajaja :)

    Muchos besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja pero de las buenas o del lado oscuro???? no estaria nada mal ser yedi

      Eliminar
  23. Yo lo siento, pero soy muy vieja para acompañarte, sino quizás lo hiciera, me gustan lan venturas sobre todo verlas en el cine por si peligra la piel de quien las realiza, jajaja.
    Sin ninguna duda todas esas cosas que querías ser me han encantado y sobre todas las cosas, la forma de relatarlas con lo cual yo creo que aparte de ingeniero, eres un buen escritor que entretienes mucho con tus narraciones.
    Fue un placer recorrer tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tanto como bueno... me gusta y hago lo q puedo. me falta tiempo

      Eliminar
  24. Shiryu era malo jajajja, te considerabas así?

    Creo que a la mayoría le pasa. Ademas, que sentido tiene la vida para alguien que no se alimento de sueños?

    Y con respecto a lo de Alaska me hizo acordar a una película que me encanta sin dudas, es "Into the wild" en español (Hacia rutas salvajes). Te la recomiendo, muy buena.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. noooooo era el caballero del dragon. era buenooooo jejeje
      buscare esa peli

      Eliminar
  25. Gracias por tu visita, que haríamos sin sueños. Los sueños son la gasolina del alma.
    Miguelo, Saludos!!!

    ResponderEliminar
  26. Hola, paso a visitarte y a darte las gracias por tu visita, tu entrada muy interesante llena de vida y aventura, me gusto leerte. Me quedo dando un paseo por tus letras. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Miguelo , pues sabes lo que tedigo , que hagas las maletas , que ahora paso abuscarte con mi Harley Davidson , ya que cerca de allí e visto un pozo petrolifero , jajaja besos de D.Flower .

    ResponderEliminar
  28. Hey, volar y soñar mis dos grandes pasiones!! Buscador de oro en Alaska, ya estás tardando Miguelo. Los felices años 20 también es mi época favorita, creo que fueron los años más locos de toda la historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Yo, como Norma, me iría a buscar oro, pero no a Alaska sino a Australia.
    Me gusta el calorcito...que se va a hacer.
    Gracias por traerme de la mano a tu casa. Con tu permiso, aquí me quedo.
    Un abrazo desde Pueblo poeta.

    ResponderEliminar
  30. Me ha gustado mucho esta entrada, así que me quedo por aquí para ver el resto. Biquiños!

    ResponderEliminar
  31. Es que si la vida no es una sucesión de sueños, yo puedo imaginarla aburrida, fria, intranscendente... una birria total!
    Buscadores de sueños, de perlas, de oro, me apunto!
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Esos sueños crecen junto a uno y mientras maduramos van a ser siempre distintas perspectivas de la vida.
    Sin dudas todo eso queda en partecitas dentro de nosotros.
    Recuerdo que yo siempre quise y aún quiero ser muchas cosas; cantante, patinadora, doctora (thanks, Dr House), detective, forense, artista, escultora, chef, escritora como vos, guitarrista, pianista... y ni te imaginas las que faltan pero algo que me va a perseguir para siempre y tal vez me hizo ser tan soñadora es el querer ser actriz. Lo consiga o no va a estar conmigo hasta morirme.
    Y no fumo che, solo quería saber qué producía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Hola!!
    Me ha encantado esta entrada, me has hecho recordar cuando era niña y quería ser medico forense jajajaja. Al final me decanté por Farmacia jajajaja, en fin que soñar es lo más bonito que hay y encima es gratis jejeje. Besotes ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. profesion curiosa para una niña jijijiji aun estas a tiempo

      Eliminar
  34. De niño, toca soñar. ¿Y de mayor? También. El ingeniero rockero, como la canción de Bulldog :) Yo quería ser violonchelista y eso que no tengo ni pajolera idea de solfeo, también bailarina del Ballet Bolsoi. Y me quedé con Isadora Duncan que era autodidacta y bailaba improvisando según la melodía... No tengo público, pero las fotos del salón me miran :)
    * A Alaska, Miguelo, me apunto. Pero casi mejor, esperamos a junio ;) Bss

    ResponderEliminar
  35. Tu reflexión me ha encantado, llevas toda la razón! Yo quería ser cantante y actriz y ahora es lo último que quiero ser, mi sueño ahora es estudiar medicina. ¡Qué cosas!
    Saludos! ^_^

    ResponderEliminar
  36. ¡Yo te acompaño!, jajaja.
    No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión final...
    Un beso

    ResponderEliminar
  37. Me gustan tus escritos Y tu dibujito me gusta también
    Sera siempre un placer tenerte en recomenzar

    ResponderEliminar
  38. ¿En Alaska? para que ir tan lejos yo,
    que lo tengo en mi apellido...
    y nada menos que una montaña...

    jejeje.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  39. Algún día, lo mismo encuentras oro; eso es lo bonito de los sueños, que se pueden cumplir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  40. ¿Quién no quiso ser cantante de rock y poeta alguna vez?
    ¿Será la misma rebeldía de no aceptar al mundo tal y como es?

    ResponderEliminar
  41. Llevo varias entradas leídas y tu naturalidad esta impregnada en todas ellas, frescura y sencillez, pero narrando con gran perfección.

    Gusto conocerte,

    tRamos

    ResponderEliminar