20 de enero de 2014

Caída...

No vi ninguna luz…

Solo había frio, oscuridad, sueños rotos, y después "la nada" abrazada por ríos de desolación que surcan páramos olvidados, nacientes en manantiales de lágrimas extintas…

Pensé que dar el paso supondría mi redención, pero un vacío todavía mayor me aplastaba implacable. Aún con todo, te preguntas si ha merecido la pena. Si algún día cesará de llorar sangre la tierra sobre el mar muerto…

Pero nada puede hacerse frente a las afiladas guadañas de Belcebú y su don para sesgar cualquier esperanza de redención. Pues la agonía tiñe de soledad ese último aliento de color marchito, lanzado ante el abismo divino que aparece en los ojos de la muerte…

A ciegas, sin lumbre, palidezco como sueño del ayer y ceniza del mañana. Lucho por pronunciar su nombre pero permanezco mudo e inerte de corazón. Pasaste de serlo todo a nada. Nunca volverá el ayer ni habrá misericordia para espíritus culpables…

56 comentarios:

  1. Bonitas palabras de adiós... Me encanta

    ResponderEliminar
  2. (Hola....permiso. Dando vueltas llegué por aquí y, obviamente, el subtítulo del blog me llamó la atención)
    ¡Cuánto dolor se desprende de este relato! La luz debería aparecer, al menos, eso creímos todos ver en sueños.

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Gracias por tu huella en mi blog Galatea, es un gusto poder compartir a autores clásicos conocidos o no con ustedes. Gracias por el apoyo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustan los clasicos. deben ser nuestra inspiracion

      Eliminar
  4. Ese vacío que a veces nos deja el adiós puede ser fértil, y así siempre es mejor...
    Bonita composición Miguelo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de todo se sale fortalecido a la larga. pienso yo...

      Eliminar
  5. Nada está asegurado en esta vida...puede ser un hasta luego
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lo bueno de las caídas, es que el siguiente paso es levantarse...
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola amigo Miguelo , muy bueno este escrito , la verdad es que parece que sea un pasaje del apocalipsis y la verdad es que me da un poco de miedo , ya que parece que sea la antesala de la anuncicion del fin del mundo , espero que no besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii exacto!!!!! pensaba en eso. en un pasaje por el apocalipsis
      :)

      Eliminar
  8. Yo, sinceramente, al leerlo, sobre todo al comienzo, me ha recordado mucho a algún pasaje del Infierno de Dante jaja solo que tu texto me ha gustado más ;)
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. precisamente eso estaba en mi mente.hasta me habia puesto de fonde de escritoria una ilustracion el infierno de dante !!!!!!!

      Eliminar
  9. Nunca volverá el ayer, muy cierto. Por eso quizás la culpa es más aplastante aún, la culpa de no haber rematado aquel presente para que no siguiera martirizándonos como alma en pena el resto de nuestra vida.

    Un relato muy bien llevado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estas en lo cierto. y esa es la peor de las penas

      Eliminar
  10. Siempre he comparado el adiós con un hasta nunca y el hasta luego con un nos seguimos viendo. Las despedidas así lo dicen todo, esta caída no ha sido en vano de ella algo saldrá.
    Saludos Miguelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es una comparacion interesante. y no te falta razon. decir "adios" es algo mas rotundo. un "hasta luego" es que existe intencion de reencuentro

      Eliminar
  11. Se puede caer, pero hay que resistir al hundimiento.

    Optimista te veo hoy.... :)


    Abzo

    ResponderEliminar


  12. Debajo del mismo cielo y el mismo sol
    transitan cada día nuestros sentimientos,
    por un puente construido con amor y ternura
    que nos une de corazón a corazón…
    Un hermoso puente llamado amistad.

    Gracias por acompañarme siempre
    con la magia y el silencio de las palabras.

    Un abrazo y feliz fin de semana
    con una sonrisa en las pupilas de la ilusión.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  13. los adioses enoblecen.
    este escrito tiene un tejo de salvación....
    sabes?
    aunque suene tragico
    aunque parezca raro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre tiene que haber algo de esperanza. o deberia...

      Eliminar
  14. Hay despedidas que pueden ser el inicio de algo nuevo y alentador, será que siempre intento ser optimista yensar que cuando una puerta se cierra otra se abre.
    Ha sido un placer encontrar esta puerta abierta, sin permiso me he colado y sigo leyendo...
    Saludos desde Tenerife.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como en tu casa. nos leemos y ahora te visito

      Eliminar
  15. Una caída perfectamente relatada... y un corazón que luce los colores de la desilusión.
    Bello leerte, buen fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Es muy hermoso tu escrito, aunque muy triste...

    Qué tristeza da cuando se rompe un sueño, aunque hay sueños que nunca se olvidan, que siempre quedan latentes.

    Siempre merece la pena un sueño, siempre... Y más si es tan hermoso como se ve que fue el tuyo.

    No creo que tú puedas palidecer.

    Es triste que no des oportunidad, quizá si pronunciaras su nombre, sería el comienzo de algo nuevo.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gusta que mis escritos sean contundentes. finales tragicos. caminos tortuosos. que impacten. el problema que hay que meterse en el papel. escarbar. rascar vivencias. a veces... uff

      Eliminar
  17. La nada termina en oscuridad... pero esa ahoga...
    Me gusta ese ángel oscuro
    Besos

    ResponderEliminar
  18. la foto era el broche al texto. me costo encontrar una que me gustara

    ResponderEliminar
  19. No te veo como sueño de ayer, ni como ceniza...

    Muchos besos, Miguelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dejemoslo como que era un recurso literario :)

      Eliminar
  20. Eso de ser de todo a nada, puede pasar a veces y no es nada bueno. Buen finde.

    ResponderEliminar
  21. muy bueno lo que has escrito, felicidades!! :D

    ResponderEliminar
  22. El ayer siempre estará ahí, si no hacemos algo para deshacernos del el.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero tambien es bueno que este presente. nos enriquece

      Eliminar
  23. Bonitas letras expresando el paso de un desierto desolado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Bonito y triste, qué ironía. Resultan difíciles las despedidas cuando se pasa de todo a nada de un momento a otro.

    Aquí tienes una seguidora de tus 13 miradas.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bienvenida a mi casa literaria. nos leemos.

      Eliminar
  25. Nunca volverá el ayer pero siempre habrá un mañana.
    Gracias por visitarme.
    A carreras con la tormenta, voy ganando en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  26. Hermoso. Sonará un poco hilarante pero me da tantas ganas de vivir y sonreír como de encerrarme a mirar MTV.
    Sin dudas el ayer no vuelve pero se usa para aprender a valorar el hoy a mejorar el mañana. Todas esas tristezas siempre pueden ser levantadas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado el texto. La verdad es que hay que mira hacia adelante porque después no quedará nada al mirar atrás.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Nunca volverá el ayer y los recuerdos dejan un frío interno que pareciera son dagas atravesando tu alma, triste ser un todo y pasar a un nada.

    Un beso Miguelo

    ResponderEliminar
  29. Todo es un camino sin retorno,
    el pasado queda atrás
    y hay que seguir y seguir,
    bello texto

    ResponderEliminar
  30. Hola, Miguelo.Gracias por visitar mi blog; he sentido curiosidad por saber qué escribes tú y aquí estoy.
    Me gusta tu forma de narrar y el tema, en el que muchos podemos identificarnos.El pasado nos suministra recuerdos, a veces, dolorosos, que se unen a los del presente y todo configura la vida de cada uno y hay que aceptarlos sin amargura.Hay pérdidas en el camino, pero también se gana.Somos el pasado, el presente y lo que nos queda por vivir.
    Saludos.

    ResponderEliminar